• Español
  • Inglés

Facebook Instagram YouTube

Tel +52 (55) 5550-4044

Logo Amextra
Logo Amextra
  • Español
  • Inglés
+52 (55) 5550-4044
[email protected]

La capacitación continua: una oportunidad de sobrevivencia para las organizaciones

AMEXTRA Consultores 

 

 

La capacitación en las empresas—de acuerdo con OCCMundial (2020)—disminuyó en 2019 respecto a 2018.  El porcentaje de colaboradores que recibieron capacitación en su empleo bajó de 21% en 2018 a 11% en 2019, mientras que la falta de recursos económicos constituyó la principal razón para los profesionistas que no lograron sus metas en educación continua. 

 

En 2020 -año pandémico- el escenario anterior no mejoró para las empresas, salvo aquellas relacionadas con las TICs, el mercado financiero y el comercio online. Las Pymes, principalmente,  tuvieron una caída del 90% en las ventas con una pérdida mínima estimada de 30 mil millones de pesos (Alejandro Salcedo, Presidente de Alampyme, 1 Abril 2020). De ahí que sus esfuerzos se centraron en sobrevivir, más que en la profesionalización de su capital humano. Esta conducta, si bien se agudizó en la contingencia sanitaria, ya mantenía un foco de alerta. Por ejemplo, de acuerdo con el INEGI el 44.9% de las pymes no imparten capacitación, mientras que en las microempresas el porcentaje se eleva a 85% (ENAPROCE 2019). Es decir, la capacitación/profesionalización de los (as) colaboradores (as) no es una inversión prioritaria para las empresas en México. 

 

Por su parte, las organizaciones de la sociedad civil (OSC) también enfrentaron, en 2020, retos financieros de sobrevivencia y contrajeron sus gastos de capacitación para dar prioridad a la restructuración de sus mecanismos de intervención comunitaria a la luz de las limitaciones -por distanciamiento social- que supuso la alerta sanitaria por COVID-19. Además, la pandemia implicó -para la mayoría de ellas- un incremento en sus actividades de atención a las comunidades más vulnerables y -a la vez- una baja en el acceso a los recursos que sostengan su misión, “(…) colocando en una extrema incertidumbre a muchos espacios que realizan actividades indispensables para la defensa de los derechos humanos” (animalpolitico.com, 2020).

 

Este escenario -en una primera lectura- parece justificar las limitaciones a la capacitación del talento humano en las organizaciones. Sin embargo, el homeoffice (teletrabajo) -por ejemplo- evidenció retos no sólo de conectividad, también de adaptabilidad por parte de los (as) colaboradores (as) a los entornos digitales, así como al aterrizaje de sus tareas desde la distancia. Sin duda estos retos, cuando no se superan de manera eficiente, significan un gasto poco eficiente de los recursos limitados en las organizaciones. 

 

 

¿Por qué debemos de ver la capacitación continua como una estrategia de sobrevivencia para las OSC? En términos generales porque ofrece diversas ventajas cómo: 1) disminución de la rotación laboral; 2) disminución del ausentismo; 3) aumento en la calidad del trabajo; 4) aumento en la identificación del personal con la organización; 5) mejora de la productividad y 6) se obtienen los objetivos de la organización en menor tiempo.  

 

Además, de acuerdo con Great place to work (2020), al atender el aprendizaje constante del capital humano, se logra: A) identificar áreas de oportunidad y temas en donde la organización requiera formación; B) alinearlas con intereses y habilidades de los (as) colaboradores (as); y 3) plantear metas para aplicar los nuevos conocimientos. Esto último es sumamente importante porque -como lo menciona el portal- si el aprendizaje no se implementa, se pierden las oportunidades de crecimiento. 

 

Es cierto, las consecuencias del año pandémico (2020) requerirá tiempo para sobreponerlas y -para lograrlo- las empresas y las OSCs deberán reajustar sus estructuras operativas y financieras. Sin embargo, nuestra recomendación es no limitar la capacitación continua del capital humano en las mismas. Un equipo con una formación sólida y capaz de adaptarse a diferentes escenarios para lograr los objetivos y la misión de sus organizaciones sólo se logra con educación. ¿No sabes cuáles son las verdaderas necesidades de capacitación de tu empresa/organización? Permítenos ayudarte, nuestro Diagnóstico de Necesidades de Capacitación (DNC) te ayudará a identificar las áreas de oportunidad en la profesionalización de sus colaboradores (as).  

 

Más información en [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.