• Español
  • Inglés

Facebook Instagram YouTube

Tel +52 (55) 5550-4044

Logo Amextra
Logo Amextra
  • Español
  • Inglés
+52 (55) 5550-4044
[email protected]

¡Nuestras voces ponen un alto a la violencia!

Redacción: Paola Yáñez Arias
Fotos: Amextra, A.C.

 

Uno de los problemas más graves a los que se enfrenta México es la violencia de género. Actualmente, se le cataloga como uno de los países más violentos del mundo. Gran cantidad de mujeres son agredidas, violadas, secuestradas y asesinadas día a día. Según datos del INEGI, en promedio 10 mujeres son asesinadas a diario.

 

En el caso particular del estado de Chiapas, en los últimos años, el Instituto de Salud del Estado (ISECH), ha registrado un promedio de 752 casos de violencia familiar, siendo mujeres de entre 15 y 29 años las que reportaron el 41% de los mismos.

 

La violencia de género en Chiapas es predominante en tres categorías: violencia física (49%), violencia psicológica (41%) y violencia sexual (10% de los casos).

 

 

Exponiendo esta problemática, recientemente nos encontramos con la historia de Mariana Sánchez Dávalos. Ella era una mujer de 24 años, estudiante de medicina, que hacía su servicio social en una clínica en el municipio de Ocosingo. El 28 de enero del 2021, fue encontrada sin vida, semanas después de que denunciara una agresión sexual y solicitara su traslado a otro hospital.

 

En Amextra, llevamos 36 años promoviendo -en comunidades indígenas y urbanas- programas sociales con diferentes fines y proyectos con un enfoque de género, y de transformación integral. Porque queremos poner un alto a la violencia, que tanto daña a toda la sociedad.

 

Ante esta problemática, lanzamos el proyecto: “Nuestras voces ponen un alto a la violencia” en Global Giving. El cual abre el tema en las comunidades tzeltales de Chiapas, mediante la implementación de la metodología Práctica Narrativa Comunitaria (CNP, por sus siglas en inglés), que tiene como objetivo: “enfrentar temas tabú de una manera culturalmente relativa”.

 

De la mano de la Dra. Kathleen Cash, quien ha desarrollado esta metodología en otras partes del mundo desde 1991, Amextra implementa este proceso por primera vez en comunidades indígenas de México. El proceso de CNP consta de 4 fases: investigación etnográfica, elaboración de historias, aplicación del modelo en las comunidades y evaluación de impacto.

 

A través de la etnografía hemos podido escribir 25 historias que contienen los problemas comunes relativos a la violencia en estas comunidades. Al ser presentadas las historias, las personas pueden identificarse con los personajes, permitiendo la reflexión y el autoanálisis sobre el papel que juegan en esta problemática y en su posible solución. Después de la reflexión, las personas buscan en conjunto cómo romper estas conductas o qué cambios se pueden hacer para evitar los modelos que validan la violencia.

 

Mediante este proyecto, de manera directa, podemos beneficiar en el primer año a 100 mujeres y hombres tzeltales, que participan en el proceso de diálogo, reflexión  y propuestas de cambio. Esto a su vez, tendrá un impacto en 500 personas cercanas más, haciendo que poco a poco la sociedad chiapaneca se concientice sobre la violencia de género.

 

¡Nuestras voces ponen un alto a la violencia! ¿Y la tuya? ¡Súmate a este proyecto! Ayúdanos con un donativo del 8 al 12 de marzo, pues todos los donativos de hasta $50 USD se duplicarán ¡Haz clic aquí

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.