¿Cómo lo hacemos? – Amextra
  • Español
  • Inglés

Facebook Instagram YouTube

Tel +52 (55) 5550-4044

Logo Amextra
Logo Amextra
  • Español
  • Inglés
+52 (55) 5550-4044
[email protected]

¿Cómo lo hacemos?

En Amextra, estamos convencidos de que la transformación comienza por atender las necesidades básicas de salud, educación y seguridad alimentaria, con la participación de la comunidad; por esto, les animamos a alcanzar en conjunto la sostenibilidad económica y ecológica de todos los proyectos.

METODOLOGÍA PARTICIPATIVA

INMERSIÓN

– Llegamos a la comunidad y establecemos relaciones de confianza con la sociedad.

 

– Buscamos a los líderes naturales y formales.

 

– Identificamos a las personas que tienen interés en participar y que están comprometidas con su comunidad.

EXPLORACIÓN

– Usamos dinámicas participativas para exploramos los recursos con los que cuenta la comunidad.

 

– Analizamos cuáles son sus necesidades prioritarias para aprender del fortalecimiento del compromiso de la gente y abrir un panorama para integrar un estudio base de la situación local.

PLANEACIÓN

– Con la comunidad, estudiamos y definimos cuáles son las prioridades más importantes a atender.

 

– Enfatizamos el lazo de compromiso de la comunidad y destacamos los recursos con los que se cuenta.

 

– Juntos, diseñamos un proyecto con obejtivos, metas y bases de evaluación de impacto.

EJECUCIÓN

La comunidad participa en el proyecto activamente y con convicción. Amextra provee el apoyo de expertos y facilitadores que promueven técnicas y procesos apropiados, en un marco de sustentabilidad.

EVALUACIÓN

– Amextra realiza una evaluación de impacto basado en en los datos arrojados por el monitoreo a lo largo de la vida del proyecto.

 

– Junto con la comunidad, Amextra revisa los resultados para comenzar un nuevo ciclo de proyecto.

FILOSOFÍA DE TRANSFORMACIÓN INTEGRAL

La Transformación Integral es un proceso espiritual en la que la reflexión bíblica y la práctica se desarrollan a la par, dando un significado más profundo a los proyectos. Nuestro filosofía viene del Versículo bíblico Romanos 12:1-2.

''Así que hermanos y hermanas, les ruego por las misericordias de Dios que presenten sus cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es su culto razonable. No se conformen a este siglo, sino transfórmense por medio de la renovación de su entendimiento, para que comprueben cuál sea la buena voluntad de Dios agradable y perfecta''.

Romanos 12: 1-2.

La Biblia.

DARSE COMO AGRADECIMIENTO
La transformación comienza cuando somos conscientes de que sin importar cuál sea nuestra condición económica y social, siempre tenemos algo que podemos compartir con los demás. La misericordia de Dios, que recibimos en forma de nuestros familias, casas, amigos y vidas es un regalo de Dios que compartimos.
DARSE SACRIFICIALMENTE EN COMUNIDAD
En la transformación, cad uno es parte física del sacrificio comunitario. Cada miembro del cuerpo contribuye a la transformación de los demás, compartiendo los recursos que ha recibido por las misericordias de Dios.
DARSE EN CELEBRACIÓN CON LOS DEMÁS
La transformación puede comenzar cuando se responde a las necesidades básicas de la comunidad. Su objetivo último es integrar todas las dimensiones de la vida humana en un proceso que penetre hasta la realidad espiritual y resulta en la celebración de una vida y creación nueva.
DARSE COMO EXPRESIÓN DE VERDADERA ALTERNATIVA A LA VIOLENCIA DEL MUNDO
La transformación es un proceso en el que se proponen alternativas a las fórmulas destructivas del mundo. En vez de responder al mundo y a sus males con igual violencia, la transformación promueve la la reconciliación entre la gente y su medio ambiente natural y social.
DARSE REFLEXIVAMENTE
La transformación es un proceso de participación y reflexión continua. La reflexión bíblica y la práctica son dos aspectos inseparables, el uno dando credibilidad al estudio de la transformación y el otro dando un significado más profundo a los proyectos de servicio.
DARSE ENCARNACIONALMENTE BAJO LA DIRECCIÓN DEL ESPÍRITU
La transformación es el movimiento de nuestro espíritu que nos lleva a experimentar la encarnación de Cristo en nuestra vida. Cuando nos transformamos, hacemos que la tierra llegue a ser el lugar donde habite Dios en Espíritu y donde recibimos la manifestación de su voluntad.